Quiero motivarte a mostrar tu liderazgo femenino, tu fortaleza interior y tu inmensa capacidad de alcanzar resultados.

Pero antes de continuar quiero que sepas que no pretendo que entres en un ‘nuevo’ esquema social de fortaleza, dureza y extremo (aunque falso) positivismo.

Me encanta que estés aquí porque eso significa que quieres atreverte a más y que estás comprometida a hacerlo. Sin embargo quiero que todo desarrollo y crecimiento al que aspires llegue desde tu esencia femenina.

Deseo que tú decidas cómo quieres ser acorde a tu propia preferencia y definición de liderazgo femenino.

Y esto incluye desde ser la mujer con voz dulce, uñas perfectas y vestidos en talla M, hasta ser la mujer seria y de pocas palabras, ambiciosa y apasionada por la música. Cualquiera que sea la imagen de mujer líder a la que quieres alcanzar está bien siempre y cuando sea tuya.

Pero para empezar quiero que por un momento dejes guardado en un cajón tu definición de liderazgo basado en tus niveles de maquillaje o el guardarropa en el que inviertes y te concentres únicamente en el liderazgo desde lo que inspiras en otros a aportar al mundo.

¿Estamos?

En este artículo te presento dos situaciones donde puedes mostrar tu liderazgo femenino, la primera es en el trabajo de oficina y la segunda es en casa como núcleo de hogar.

 

 

Muestra tu liderazgo femenino en tu trabajo

¿Sabías tú que hay grandes líderes que son introvertidos?

Por ejemplo Marissa Mayer (yahoo) y JK Rowling (Harry Potter) se han mostrado y definido como mujeres introvertidas y eso no ha detenido su inmenso éxito y liderazgo.

Esto demuestra que una verdadera líder no siempre busca o necesita hacerse notar porque su desempeño, trabajo y éxito se convierten en su verdadera y más valiosa carta de presentación.

Entonces,

¿Qué tienes que hacer para ser una excelente líder en tu trabajo?

Tienes que guiar, acompañar e impulsar a quienes trabajan junto a ti para alcanzar de la mejor manera el objetivo que se ha establecido.

Debes ser líder con el ejemplo y ver y aprovechar las fortalezas de tu equipo.

Y también debes aislar y restar valor a todo aquello que limita u obstruye el desarrollo y concentración óptima.

A tu forma y mostrando tus características más esenciales puedes ser una excelente líder llevando a tu equipo a alcanzar los máximos resultados dentro de una visión a largo plazo.

Te comparto a continuación 2 ideas para mostrar tu liderazgo femenino resaltado tu esencia y destreza de líder.

A. Ritual antes de liderar una reunión de trabajo

Me encanta el uso de rituales como herramienta para volver a tu esencia y al mismo tiempo mostrar tus valores a quienes trabajan contigo así que te invito a hacerlo.

Puedes realizar tu ritual de forma individual y permitir que aquellos colaboradores que están verdaderamente concentrados en ti observen, o puedes hacer un ritual algo más público y compartir con ellos tu intención.

Este ritual puede ser una frase característica que vas a repetir siempre al iniciar una reunión, puede ser un ejercicio de respiración, puede ser una forma de invitar a la reunión o de saludar a los participantes, etc.

Lo importante es que para ti ese ritual signifique un fuerte y claro recordatorio de que eres la líder, de que estás en completo balance emocional, concentración y capacidad para tomar las mejores decisiones para tu equipo.

Y ya que lo que es hermoso se contagia, tus colaboradores verán y también sentirán cómo tú te conectas con esa líder que hay en ti y concentrarán también su enfoque en la mejor actitud para alcanzar los mejores resultados.

Eso si, la clave está en hacerlo siempre, en ser constante y congruente.

Tú tienes la esencia y la capacidad, así que puedes mostrar tu liderazgo femenino con absoluta certeza de que puedes hacerlo bien.

 

B. Una líder escucha y responde constructivamente a otros

 

Excelentes habilidades de comunicación son características de una gran líder y esto implica saber escuchar y saber comunicar de tal forma que maximice los resultados de tu equipo a largo plazo.

Escucha dando oportunidad a otros de presentar ideas, opiniones y perspectivas y pregunta más para guiarlos a desarrollar en profundidad sus participaciones.

Escucha con una visión amplia comprendiendo primero, qué es exactamente lo que tu equipo está diciendo y segundo, ampliando aún más el uso de esas intervenciones.

Y también escucha poniendo límites en aquellas situaciones en las que veas que se pierde el objetivo, que se estancan en detalles poco útiles o cuando afecte negativamente el desarrollo del equipo.

Comunica pensando siempre en el objetivo que quieres alcanzar como individuo líder y también como equipo. Tu forma de expresión es única y será valorada en la medida en la que hayas sido capaz de mostrar tu liderazgo femenino.

Comunica desde lo amplio, desde lo macro, desde lo constructivo y enfatiza únicamente aquellos detalles que efectivamente sean importantes para alcanzar futuras metas.

Y por supuesto, habla desde el ejemplo. Nuestra naturaleza humana sigue aprendiendo de mayor manera al compartir experiencias, ver y sentir resultados y al sentirse parte de algo más grande e importante.

 

 

Cómo mostrar tu liderazgo femenino en casa

El principio por el cual desarrolle mis negocios digitales en torno a las mujeres es porque firmemente creo que las mujeres somos el núcleo de la sociedad y que si deseo cambiar el mundo puedo hacerlo a través del empoderamiento femenino.

Además creo que la mejor forma de hacerlo es desde el hogar.

Independientemente de si eres madre o no, tu espacio y misión dentro tu hogar son grandiosamente poderosos para construir cualquier cambio en la sociedad.

Es por eso que hoy quiero también motivarte a mostrar tu liderazgo femenino en casa, independientemente de tu edad, tu nivel profesional y tu estado civil.

¿Qué tienes que hacer para ser una excelente líder en tu hogar?

Tienes que expresar tranquila y objetivamente tus opiniones, emociones y deseos respetando tu visión de vida y respetando, aunque no necesariamente compartiendo, el punto de vista de quienes viven contigo.

Debes ser líder con el ejemplo comprendiendo que no puedes ni tienes que hacerlo todo. Es imposible ser líder estando agotada todo el tiempo ni limitando el crecimiento y desarrollo de los otros.

Y tienes que permitirte ser tú, ser la mujer que tú quieres ser, ver más allá de lo que conoces dentro de tu hogar y decidir cómo quieres vivir de ahora en adelante.

Te comparto a continuación 2 ideas para mostrar tu liderazgo femenino desde la intimidad de tu hogar.

 

A. Liderazgo es ejemplo

Investiga, visualiza y establece qué tipo de líder quieres ser y empieza a serlo. Define tu propósito, muéstrate como tal y se congruente en tus actitudes y pensamientos.

Y si sientes que no puedes ser el ejemplo que quieres ser por diferentes circunstancias, entonces habla a los tuyos de esas líderes que tú admiras. Muéstrales a través de una comunicación asertiva, que hay más fuera de la burbuja de su hogar.

Valora tus capacidades y el inmenso aporte que das a tu estructura familiar y da ejemplo de sentirte orgullosa de ti misma.

Se consecuente con tus aspiraciones y muestra que para hacer lo mejor hacia el resto es indispensable hacer lo mejor para ti misma. No es egoísmo es la clave para poder ser la mejor versión de ti misma.

Lidera en casa desde tus valores y asegúrate que cada comportamiento, pensamiento y actitud van en línea con tus principios y visión de vida.

Y ante las diferencias con otro comprende que está bien pensar diferente, pero que tú conoces muy bien tus límites, tus valores y tus metas, por lo tanto las opiniones de otros serán respetadas pero no siempre consideradas.

 

B. Una líder permite e impulsa el desarrollo de otros

Ten en cuenta que ser líder no es hacerlo todo, es hacer lo mejor que tú sabes hacer y mostrar y/o impulsar para que quienes te rodean también alcancen su máximo potencial.

Este factor es importante y quiero que las mujeres le den especial atención porque muchas mujeres todavía se están haciendo cargo de todo en casa y eso no solo es agotador, sino que no es positivo para el desarrollo de los otros.

Quiero que tengas muy en claro lo siguiente y que lo escribas en algún lugar donde puedas verlo siempre:

Tú vales por la mujer que eres y no por las cosas que haces

Y en tus manos está promover el cambio en el mundo a través de nuevas generaciones que saben responder por sí mismos, cuidarse y cuidar a otros y aportar económica, emocional y objetivamente con el hogar.

Así que tu trabajo como líder es, muchas veces, dar un paso al costado a ver. Ya enseñas con el ejemplo, ya vives acorde a tus principios, entonces puedes darte la oportunidad de dejar que otros tomen la iniciativa y tomen responsabilidades.

Permítelos crecer, tu familia puede desear tenerte a su lado porque te aman y no por las cosas que haces para ellos.

 

Ahora cuéntame,

¿De qué forma muestras tu liderazgo femenino en tu día a día?

Hasta pronto

Mariela