Hay un gran problema que te impide conseguir todo lo que te propones y es que no estás concentrada en lo que es verdaderamente importante.

Piensas que hay condiciones que hacen que ahora no sea el mejor momento, o que sea más difícil lograrlo.

Ya sabes, recayendo la responsabilidad en cualquier otro. Ya sea tu jefe, tu familia, el clima, la economía, la ‘situación’ (cualquier que esta sea), etc.

Y estás tan segura de que ahí está la barrera más grande, por lo tanto permaneces constantemente preocupada de ella.

Pero esa no es (la única) razón por la que no estás teniendo la vida que deseas.

En este artículo iré directamente al punto y te diré la solución.

Y más adelante te cuento porque lo afirmo así y cómo puedes tú cambiarlo.

El motivo por que no has logrado conseguir todo lo que te propones es porque tus emociones, pensamientos, comportamientos y actitudes están más concentradas en evitar el dolor de no lograrlo, que en efectivamente lograrlo.

 

Qué te impide conseguir todo lo que te propones

 

Hace poco vi los resultados de una sencilla encuesta realizada en una red social.

No era nada muy detallado, ni dirigido a un segmento en específico, sino más bien sumamente general.

Sin embargo pude ver que las respuestas provenían en su gran mayoría de mujeres.

Esta encuesta presentaba una pregunta con dos opciones.

La pregunta era sobre qué tema deseas información, ayuda o apoyo, no recuerdo bien exactamente.

Y las alternativas de respuestas eran dos:

 

La primera era algo positivo como lograr tus sueños o crecer personalmente.

Y la segunda era algo negativo como detener la ansiedad o dejar de autosabotearte.

 

Y me llamó mucho la atención porque vi que 100% de las respuestas se iban hacia la segunda opción.

Todas buscaban ayuda a un problema.

Esto despertó mi curiosidad y me llevó a analizar los correos electrónicos que yo recibo desde otra perspectiva.

Y es que una de los factores que para mí son más importantes es saber qué es lo que tú quieres.

Me interesa conocer cómo puedo ayudarte a ser la mujer que tú quieres ser.

 

Es por eso que a todas las mujeres que se han suscrito a mis newsletter les pregunto en algún momento qué es lo que quieren.

Así que empecé a buscar las respuestas que recibí y volví a leer los correos electrónicos que recibí en la última semana.

De 100 correos, 77 mujeres respondieron qué es lo que quieren, cómo les puedo ayudar y qué es lo que quieren cambiar.

Quiere decir que casi el 80% dio una respuesta enfocada en algo negativo.

«Quiero vivir sin preocuparme de la opinión de los demás»

«Dejar de decir que no soy buena en nada»

«Poner fin a mis amarguras»

«Dejar de vivir queriendo controlar el futuro»

Y muchas, muchísima otras más…

 

Y ahí está la principal y mayor barrera:

 

Estas mujeres no están concentradas en conseguir todo lo que se proponen, sino en evitar dolores, frustraciones, tristezas y la ansiedad por no vivir la vida que desean.

Así que veamos;

¿En qué estás concentrada tú?

Vamos a ver paso por paso…

 

El primer paso para conseguir todo lo que te propones

 

El primer paso es proponértelo a consciencia.

¿Qué es lo que quieres alcanzar?

No qué es lo que quieres evitar para lograrlo, ni lo que quieres superar, sino lo que verdaderamente quieres.

Vamos a detallarlo lo más específico posible.

¿Qué es lo que quieres lograr?

¿Cuándo quieres lograrlo?

¿Qué es lo que esperas sentir cuando lo logres?

¿Qué áreas de tu vida van cambiar cuando lo logres?

Y mientras tanto;

¿Qué va a cambiar en tu vida mientras trabajas en lograrlo?

¿Qué compromisos tienes que hacer para encaminarte en ello?

¿En qué te vas a concentrar para mantener la motivación en lograrlo?

Estas son las 7 preguntas esenciales que debes responder para encaminarte en el sentido correcto hacia lograr todo lo que te propones.

Pero hay una condición especial.

Tus respuestas no deben incluir ninguna negación, emoción negativa o indicar que te hace falta algo.

Cada respuesta que definas debe ser en acción, en logro, en poder, en esperanza y en compromiso.

De esta forma tendrás las respuestas necesarias que van a esclarecer el camino que debes recorrer.

 

Cómo usar tu fuerza interior y conseguir todo lo que tú quieres

  • Aprende a sentirte segura de ti misma, poderosa y dueña de tus decisiones
  • Descubre todo tu potencial y aprende cómo utilizarlo
  • Conviértete en una mujer que sabe cómo amarse, respetarse y darse valor a sí misma

 

Segundo factor importante

 

Es imprescindible que te conozcas a ti misma.

Recuerda siempre lo siguiente:

No son tus acciones ni tus sueños los que determinan la esencia del camino hacia tu éxito, sino tus valores.

Tus valores y principios de vida.

Y tú eres la única que puede decidir qué es lo que prima en tu vida.

Ser una mujer consciente y segura de sí misma, reconocer tus capacidades y saber de qué estás hecha es esencial para mantener el enfoque en el éxito al que puedes llegar.

Así que has una pausa en tu ajetreada agenda y respira muy profundamente mientras reflexionas sobre cuáles son tus valores esenciales.

Mantenlos claros.

Y repite esta pausa cada día para recordarte qué es lo que guía tu vida.

Dicho esto, pasemos al cómo…

 

Cómo conseguir todo lo que te propones

 

Recuerdo cuando empecé mi camino como profesional independiente.

En mi imaginación todo era aparentemente claro, pero cuando tenía que verbalizar o plasmar exactamente cómo pretendía alcanzar la abundancia con la que soñaba, todo se tornaba de un color gris.

Soñaba en grande, pero sin claridad y me molestaba cuando tenía que definir mi gran visión en una sola oración.

Sentía que no era comprendida e inconscientemente buscaba defender mis sueños.

Pero, ¿cuáles eran esos sueños exactamente?

Comprendí y aprendí a cambiar esos sueños en propósitos y con ello trazarme un plan de acción en esa dirección.

Y lo que te comparto el día de hoy es el aprendizaje que obtuve para hacerlo correctamente.

Yo espero que estas palabras no se queden en información general que guardes temporalmente en tu mente, sino que efectivamente pongas en práctica, reflexión y análisis y saques verdadero provecho de ella.

A continuación enumeraré mis sugerencias para lograr todo lo que te propones, pero su orden no revela nivel de importancia ya que todas son igual de útiles y necesarias.

 

# 01Tener clara la visión más grande

 

Responde a la siguiente pregunta con una sola oración:

¿Cuál es tu sueño?

Ahora sueña más grande.

Te diría que por lo menos sueñes 10 veces más grande, pero si sientes que es exagerado, entonces simplemente atrévete a soñar dos veces más grande.

Piensa en verdadera abundancia, en crecimiento genuino, en comodidad.

Visualiza cómo aportarás al mundo y cómo beneficiarás a tu familia.

Y de todo lo que tenías en mente, hazlo más grande y establece que ese sueño más grande es tu nuevo propósito por el que vas a trabajar.

 

#02 Hablar, verte, sentir y comportarte como si ya lo hubieses logrado

 

Este aspecto fue algo tricky para mi porque soy una mujer práctica y alejada de las tendencias de moda.

En mi barrera mental pensaba que eso debía cambiar y que el éxito se iba a ver reflejado en ropas extravagantes o acopladas a lo último en moda.

Y no es así.

Por fortuna no es así.

Más importante que la ropa que usas, es la forma cómo te presentas con ella.

Sigo siendo práctica, incluso mucho más desde que soy mamá, y al mismo tiempo me veo más exitosa.

Y eso no es solo por la ropa, que es de mejor calidad aunque el estilo sea el mismo, sino porque yo me siento más exitosa y por lo tanto me comporto de esa forma y me presento así.

¿Y sabes qué es lo mejor de todo?

Que el éxito no se demuestra. No necesitas de nada que diga que ya eres exitosa, sino que es una característica que se siente, que nace y crece desde tu interior y se ve reflejado en los resultados personales y profesionales que alcanzas.  El éxito no tiene etiqueta de moda sino que se percibe con tan solo verte caminar.

 

# 03 Todos los días hacer algo para lograrlo

 

Alcanzar todo lo que te propones requiere esfuerzo compromiso y muchas veces dolor.

Nadie tiene que saber sobre tus malas noches, sobre el dolor que sientes en tu cuerpo cansado, o sobre las 50 veces que pusiste a prueba algo antes de comprobar que había una mejor forma de hacerlo.

El camino no es fácil y no es rápido, es constante.

Y la única motivación que vale la pena es simplemente hacer todo para lograrlo.

Así que manos a la obra y a hacerlo.

Te aseguro que todos los días puedes hacer algo.

Y hacerlo fortalecerá tu visión, te dará fortaleza y guiará con claridad.

 

# 04 Comprender que existe más de un camino

 

Esto es enfatizando lo que te dije antes sobre los 50 intentos y aún así seguirlo intentando, perfeccionando o cambiando.

La verdad es que no tienes la verdad absoluta, no tienes todos los conocimientos y eso está bien.

Está bien que existan otras alternativas, que lleguen diversas oportunidades y que veas más de un camino.

Cada persona tiene las habilidades para recorrer caminos diferentes en momentos diferentes.

Así que vive en compromiso por lograr todo lo que te propones, pero analiza tu caminar con mente de principiante y madures de experimentado.

Estás en este mundo para crear, aportar, aprender y desarrollarte y no para estancarte bajo una sola perspectiva.

 

Dedícate, comprométete, empieza y repítelo.

Forma el hábito de vivir en abundancia, ser exitosa y aportar lo mejor de ti.

Vive para sentir el placer de conseguir todo lo que te propones.

 

Hasta pronto,

Mariela.

PD: Déjame un comentario contándome ¿Qué es lo que tu quisieres conseguir en tu vida?

PDD: Si deseas formar las bases para convertirte en una mujer empoderada, entonces te recomiendo empezar con el curso «Los 5 Pilares de la Mujer Empoderada». Puedes hacerlo aquí>>>

Hasta el 15.04.2020 - OFERTA ESPECIAL del curso "Los 5 pilares de la Mujer Empoderada"